Warning

Home


 

 

Si te dejé entrar en este cuarto,
si permití que vieras
el meteorito dentro de la funda de
mi almohada, mis sábanas tejidas
por arañas amantes de las nuevas tendencias,
la lista no expurgada
de los nombres que he tenido y
desechado, y en las manchas de humedad el censo
de cada cuerpo inmolado en
las cámaras de gas de la memoria,
si te dejé recostar sobre las flores
de mi campo de concentración privado
hasta que recuperes tu aliento después de
haber corrido conmigo bajo la lluvia,
si hasta te preparé un té
con los pétalos de tus sacralizados fracasos,
es bueno que sepas también
que en este mismo cuarto tengo
una butaca robada durante la demolición del cine del barrio
que te meteré en la boca cuando me estés contando
lo que pensás sobre la convivencia.