Qué hice últimamente

Back

Home
 

 

 

 

 

Pasé por el mundo.
Vos no estabas, pero eso
no parece excepcional.
Pasé por el mundo y vi
el revés cochambroso
de una bolsa volcada
sobre el callejón de la
Medianoche para tapar
el vómito de un perro suicida
que previamente
había eviscerado al dealer
del Parque Rivadavia
con sus fauces revestidas
de carcinoma. Pero de
todos modos, vos
no estabas.


Pasé por el ojo
de cada una de tus agujas. Vos
no estabas. Es lo
acostumbrado. Pasé y no
vi otra cosa que
las mismas repetidas
arpías espásticas jugando sus
eternas partidas de naipes
según reglas que hasta bosnios
e ilirios terminaron descartando
por inocuas, por agrias, por
degradantes. Pero, ya te dije, vos
no estabas.


Pasé por la muerte.
Todo el puto año pasado pasé,
día por medio,
por la muerte. Vos no estabas,
pero en este caso
eso me pareció
una maravilla.