Encuentro con la poetisa

Back

Home

 

 

 

 

Si en este preciso instante
por esta esquina que está
a sólo un par de metros
de nosotros
doblase un tren,
un tren enorme, vertiginoso,
si un tren doblase así, por
esta esquina, de repente, y hacia
nosotros,
vos seguirías afirmando
que este encuentro nuestro no tiene
que quedar así, que
te doy mi mail qué bueno,
que llamame ¿sí?,
sonriendo
como la aguaviva mortificada que siempre
fuiste, y que en su momento tanto me satisfizo
asesinar.