¿Nada es imposible?
 


Home

 

 

 

Un ejército invisible de piojos y pulgas
acabó con medio millón de soldados
de la Grande Armée de Napoleón, en Rusia.
Hay sitios que se inundan cada año
arrasando las casas que los tercos lugareños
vuelven a construir una y otra vez
en cuanto las aguas bajan.
Los milagros son sucesos
siempre contados por otros, que nadie
protagoniza, y en los que todos creen.
Hubo quienes, luego de sobrevivir a Cartago,
a Dachau, a Vietnam o a Sarajevo,
dijeron que la vida es bella.
Una madre
tuvo que decidir a cuál de sus dos hijos
salvar de un maremoto,
y lo hizo.
Los vestidos de novia
siguen siendo un negocio rentable.
A la luz de tantas pruebas
no puedo decirte que algo sea imposible.
Sólo anoto que
vos vas a mi encuentro caminando por la calle
toda tapada con frazadas, mientras que yo
duermo desnudo
aquí, a tu lado,
en esta misma esquina
donde te estoy esperando.