Algunas otras cosas

Home


 

 

 

Hay dolores de haber sido el más callado

el adorno

la promesa...

dolores que son también

el haber progresado con el tiempo

hasta llegar a ser la desgracia en la familia

hay dolores tales

que pesan

...recordar con amargura

la admiración del maestro

la penitencia

el culto de la nada

haber sido atrapado a veces

huyendo de aterradores manuales

que me explicaban la vida

con arreglo a las batallas,

y el guardapolvo

ahogándome en su hoguera de virtudes

haciéndome más nuevo y más en blanco

y abortando (sin saberlo) la guitarra...

hay dolores

y pesan...

si me acuerdo por ejemplo de la esquina

que jamás existió

o la mañana

en que mis ojos envidiaban la mirada

de mis padres

tan secretos

tan sin drama

si me acuerdo y me acuerdo del sonido

cuando aún no lo nombraba por acordes,

el abuelo maltratando alguna zamba

cuando el mi menor estaba abajo,

demostrando la canción del guitarrero

paso a paso

la canción del no morirse

la que fuese...

iniciándome en los cantos generales

(sin saberlo) tan secreto;

si me acuerdo...

En el tiempo en que los domingos no eran negros

que no eran tan del color de lo que huye

yo era feliz

y no había gloria...

no tenía nada para demostrar a nadie

no tenía otra verdad que lo ignorado

todo yo era la voz de lo presente

             no la casa que ya no está

             ni lo esperado en vano

todo yo era ser feliz

sin tener más que lo que la vida daba...

la maravilla del alba

el aliento de la noche

el juicio de los espejos

las palabras que me amaban...

la poesía era difícil

y cada amor era el último sin dudas

y era uno solo el amor

sin desinencia,

como aquella fiesta del incendio mágico...

Hoy ya no se quema nada vida mía!

hoy ya no quemamos

salvo el tronco

el extorso

los carajos hiperbóreos del hastío...

ya no hay san pedro mi amor

aunque haya biblia

Acordándome

me acuerdo de haber sido

traducido labio a labio

por las hojas inclementes del poema

la saga

la innovela,

desgajado después entre las nubes

de aquellos cabizbajos pensadores

de tremendas barbas ilustradas,

la mía misma

naciendo a contrasuerte...

¿cómo habrá que poner la lengua vida mía?

¿Cómo los ojos?

¿Cómo tendremos que hacer

para olvidarnos menos?

¿qué hay que decir vida mía

cuando no se habla?

¿qué nombre iremos a darle

a esta loca mudez incomprendida?

...en aquellos días de callado

pude haber representado el sueño

sin renuncio

sin franquicia,

pude hacerlo,

en vez de devenir tan poco oficial y despoblado

como devine,

tan seguro de que toda ley es sospechosa de muerte

de que todo lo blanco en este mundo ya no es puro

sino blanco,

es decir

hospitaloide y enfermerezco

es decir lechoso de nata cortada

o de sala de espera,

tan dramáticamente seguro de que el suelo

no es materia de pisoteo impune

o de que la vida a veces

me hace acordar de los que quiero...

Aquellos días que me caían sueltos...!

hoy mis años son más deudores día tras día

y tras día a día vuelvo el rostro al no supuesto...

sé que no hay sueño

ya no vida mía

ya no hay sueño

no hay más sueño...

                no es que haya muerto tampoco...

ha cambiado...

había sido alguna vez las palmas

en feroz combate tras mis cuerdas

más adelante también

fue el ojo cegado y la mente abierta

luego de alguna palabra

que equívocamente me tipografiaran

fue también

algunas otras cosas...

el amor suelto...

qué sé yo...

la postmemoria...

Hoy

hoy nuestro sueño es fundar un sueño

es despertar de estos lunes sin nombre

hoy nuestro sueño es desatar los nudos

que nos liberan las exinfancias

dar vueltas a la cornamusa

la musaconcha

qué sé yo

el culismo y la tetografía...

nuestro sueño es reír

de todo y de cada nada

vivir de cerca,

acordarse como acuerdo

                  si me acuerdo

ser lo siempre, compañera...

lo de siempre...-